¿Deporte? Sí, pero con precaución.

¿Deporte? Sí, pero con precaución.

Esta es, quizás, otra de las preguntas más habituales que nos hacen nuestros clientes. Para muchas personas, hacer deporte es una práctica diaria y aunque una actividad moderada ayuda a nuestro sistema linfático a eliminar de forma más rápida las partículas de tinta, se deben seguir una serie de recomendaciones para evitar cualquier complicación durante los días posteriores a la sesión.

Una vez realizado el tratamiento es posible que salga alguna ampolla o tengamos un leve sangrado. Si es nuestro caso, debemos extremar las precauciones para evitar que nuestro tatuaje se infecte:

  • Evitar deportes de contacto o que generen un sudor excesivo.
  • Las actividades acuáticas también aumentan el riesgo, por lo que será mejor esperar unos días antes de meternos en la piscina.

Si lo únicamente hay un poco de inflamación y enrojecimiento, también tienes que seguir unas pautas:

  • Durante el ejercicio evita usar prendas excesivamente ajustadas. La piel estará más sensible y debemos dejar que la piel respire.
  • No te duches con agua muy caliente e intenta que el agua no de directamente en la zona.

¿Sigues con dudas? Solicita una valoración gratuita a través del formulario de contacto o del enlace de Whatsapp que encontrarás en nuestra web. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *